miércoles, 28 de septiembre de 2016

Unidad 2. El cuerpo y su cuidado.

Con esta unidad didáctica, nos metemos de lleno en el trabajo de este primer trimestre del curso.
Tras el título de la unidad didáctica, nos encontramos conceptos como: cuerpo, aparatos, salud, higiene, alimentación, cuidados...... Son muchos y muy amplios todos los aspectos enumerados, intentaremos conocer un poco más sobre todos ellos. 
Hoy en día, el concepto de salud es muy amplio, tener salud no es sólo no estar enfermo, es tener una vida plena y esto supone un cambio de hábitos y de estilo de vida.
Comparemos los hábitos positivos y negativos para tu salud.
Los hábitos de oro para nuestra vida son:
1. Una nutrición adecuada.
2. Realizar actividad física con regularidad.
3. Tener una correcta higiene personal.

1. Nutrición.
Para llevar a cabo una dieta sana y equilibrada:
* Hay que comer lo que se gasta: esto vale tanto para un deportista, como para una persona que no se mueve.
* Hay que comer de todo, es decir, las cantidades necesarias de los tipos de nutrientes: hidratos de carbono, grasas, proteínas, agua y vitaminas minerales.
* La comida debe tomarse en cantidades normales, variada y en varias comidas.

Un consejo: a ti que maduras; ¡toma más fruta y verduras!

Lo contrario: dieta no equilibrada.
Comer mucho no significa comer bien. Una dieta no equilibrada puede producir: enfermedades de la piel, problemas intestinales, obesidad, anemia y otras muchas enfermedades.
 2. Actividad física.
Una persona que hace ejercicio con regularidad y moderación, consigue unas mejoras en su organismo. Además de llevar una vida más sana, muy posiblemente tendrá más facilidad para hacer amigos, porque compartirá su actividad con gente.

Lo contrario: Sedentarismo.
La vida moderna hace que nos volvamos muy setas. El sedentarismo es realizar la mínima actividad física; esto produce malestar general, obesidad con los riesgos de padecer enfermedades de corazón, respiratorias o circulatorias.

3. Higiene personal.
Algunas sugerencias: Al hacer ejercicio evita llevar anillos, pulseras, pendientes grandes, relojes para evitar accidentes, y si tienes el pelo largo, recógelo.
Lleva ropa cómoda, sin dar importancia a la marca.
Evita malas posturas.
Dúchate al terminar, siempre que puedas, y lleva en tu bolsa de aseo: jabón, toalla, ropa interior limpia y chanclas para la ducha; si no hay ducha, aséate  lo mejor que puedas, lavándote bien las manos y la cara.

Os dejo un vídeo sobre la importancia de realizar alguna actividad física.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada